Un día con mi CRD electrónico

No se conoce la felicidad real que tenía uno hasta que se pierde. Eso me ha pasado esta semana. Estudio nuevo, indicación en la que nunca he trabajado, y sobre todo, Cuaderno de Recogida de Datos (CRD) electrónico (e). Siempre he dicho a los demás que qué suerte tener CRDe, te evitas perder el tiempo arrancando hojas, enviándolas a Data Management y después persiguiendo a los centros para que te envíen esas hojas de las que no tenías ni idea que existían (por supuesto con la presión de un corte de datos). El tema de las queries también es otro rollo, olvídate de que te la envíen firmada y fechada, enviarla por fax a Data Management y luego «rescatar» el original del centro.

En fin, hoy llego al centro del nuevo estudio (heredado, cómo no) con mi portátil tan contento y… uy, si la cobertura de la tarjeta 3G va un poco mal… el CRDe, que es muy solidario, no va a ser menos. Luego, que si página para allá, página para allá, uy, que este paciente no es, tengo que borrar la query que le había puesto al paciente equivocado (con lo fácil que sería cambiarle el post-it al CRD en papel). Al final te preguntas que por qué no habrán puesto el CRD de toda la vida con cara de mala leche…

La reflexión es que creo que en consumo total de tiempo será mejor. Probablemente no monitorizaré tan rápido como lo hacía antes, pero lo bueno es que no tienes que «obsesionarte» con llevarte páginas arrancadas porque tu te apuntas las cosas pendientes y cuando lo completen unos días (o semanas) más tarde podrás asegurarte de que está bien puesto y no hará falta repetir el trabajo en el centro (sí, ya sé que deberíamos verificar el documento fuente, porque al copiártelo te puedes equivocar, pero asumiré el riesgo de forma excepcional…).

Habrá que evolucionar. Espero no extinguirme en el intento :-\

Te gusta?
Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

One Response to “Un día con mi CRD electrónico”

  1. Micky dice:

    La verdad es que cuesta al principio acostumbrarse al CRD electrónico pero es como pasar de la peseta al euro..Es cuestión de cogerle el tranquillo, ya casi no me acuerdo del CRD en papel..
    La gran ventaja, a diferencia del CRD en papel, puedes ver antes de la visita si el centro te ha entrado los datos… Ya no te llevas la gran sorpresa de encontrarte el CRD en blanco cuando vas a la visita..
    Otra ventaja es que es dinámico, a medida que se entran los datos se van generando las queries y los investigadores las pueden resolver durante el estudio. Aquellos tacos hojas de queries que te venían impresas cuando se cerraba un estudio, ya son historia.
    La gran desventaja es que comos te falle la conexion a internet en el centro ya estás vendido…
    En fin que con el CRD electrónico hay que aplicar uno de los «mantras» que tenemos los monitores en nuestro trabajo diario «Ir haciendo y no agobiarse, ir haciendo y no agobiarse…»El otro es «el único dia fácil fue ayer…»Pero esto ya formaría parte de otro post en el diario del monitor…
    Suerte y ánimo con el eCRD
    Un saludo

    Micky

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.